Trabajo desde casa. Mito u opción.

Gracias al desarrollo de Internet y a las nuevas tecnologías,
el trabajo desde casa ha pasado de ser utópico a una realidad.

Desde que entramos en la era tecnológica con el desarrollo y expansión de Internet y la meteórica evolución de las tecnologías, el trabajo desde casa de manera profesional ya no es un mito sino una opción a considerar muy seriamente.

El modelo de economía tradicional está sufriendo una grave crisis que no sabemos muy bien en lo que derivará. Pero lo que si sabemos es que, en todo este caos económico, los trabajos y negocios en Internet son productivos y tienen una trayectoria expansiva y de crecimiento. Entonces, ¿porqué no subirnos a este carro y aprovechar las oportunidades profesionales que nos brinda?.

La opción de convertirse en freelance parece sencilla: trabajos con demanda y gestionados por ti mismo. Pinta muy bien pero lo cierto es que para que salga de una manera óptima hay que tener una actitud adecuada y tener una serie de aspectos muy claros.

“¿Porqué no subirnos a este carro y aprovechar las oportunidades profesionales que nos brinda el trabajo desde casa?”

Hay que tener presente que el trabajo desde casa es un trabajo serio y real y no una actividad hogareña, por lo hay que tratarlo como tal. Deberás organizarlo, planificarlo y optimizar tus tiempos para que sea productivo y rentable. Es muy importante que seas hábil diferenciando las tareas urgentes de las importantes para acometerlas con un orden. Además, deberás tener disciplina y fuerza de voluntad para no caer en la desidia e informalidad. Realizar diferentes actividades (desayunar, almorzar, leer,…) en lugares diferentes de la vivienda al que realices tu actividad laboral, puede ayudarte a mejorar tu actitud ante la jornada laboral. Asimismo, es muy importante establecer unos horarios de descanso para despejar la mente y recargar las energías.

“Deberás tener disciplina y fuerza de voluntad para no caer en la desidia e informalidad.”

Teniendo esto presente las ventajas del “teletrabajo” son muy apetecibles. Algunas de estas pueden ser:

  • Flexibilidad horaria: tú serás el que gestione las horas en las que desempeñar tu actividad. No te ceñirás al encasillamiento del trabajo estándar y podrás adaptarlo a tus necesidades. Aún así, es conveniente marcar un tiempo de trabajo adecuado a las tareas que tengas que desarrollar y evitar cualquier tiempo muerto o improductivo.
  • Ahorro en tiempo y costes de desplazamiento: se acabó el perder el tiempo esperando el trasporte público o a que el tráfico se desatasque. Ese tiempo podrás dedicarlo más eficientemente.
  • El espacio de trabajo lo organizas a tus gustos y comodidades: podrás trabajar en el espacio de tu casa donde más cómodo te sientas.
  • Los tiempos de descanso los gestionas como quieres y cuando más te apetezca realizarlos.
  • Tu eres el dueño de tu trabajo por lo que gestionas de la manera que consideras más óptima y beneficiosa para ti.

Estas son solo alguna de las ventajas. Si te paras a pensar seguro que encuentras un montón de ellas más. Pero no todo es fantástico y maravilloso. Como en todas las cosas de esta vida, también existen aspectos negativos, como por ejemplo:

  • Pérdida de relaciones sociales: pasarás mucho tiempo solo sin nadie con la que hablar o comentar cualquier historia.
  • Perderás la rapidez de comunicación con otros profesionales o departamentos cuando te surjan dudas o problemas a la hora de realizar el trabajo.
  • No tendrás a nadie que pueda opinar o ayudarte en la realización de tu trabajo: serás tu mismo el juez y verdugo de lo que hagas.

Deberás realizar todo el papeleo administrativo y legal correspondiente o delegarlo en un gestor, el cuál, claro está, tiene un coste

“Flexibilidad horaria, ahorro en tiempo y costes de desplazamiento o ser el dueño de tu trabajo son solo algunas de las ventajas de este tipo de actividad.”

Sabiendo ya, algunas de las bondades y perjuicios del trabajo desde casa, pasaremos a ver algunas de las actividades laborales, que hoy en día, son más aptas para realizar desde tu vivienda:
  • Community Manager: el puesto de CM es casi obligado para las empresas. Es el responsable de gestionar la presencia de una empresa o marca en la web a través de las Redes Sociales o los nuevos canales de comunicación. Es el conector entre los consumidores o consumidores potenciales y la empresa.
  • Generador de contenidos: la generación de contenidos para una empresa en internet es un oficio muy novedoso pero imprescindible para el desarrollo de la marca, debido a la importancia que da Google a la relevancia de los contenidos de las webs, ya que es lo considera el factor más importante para el posicionamiento.
  • Diseñador gráfico y/o web: una de las actividades más demandadas en el mundo freelance es esta. Pasa por el diseño de marcas, diseño editorial, identidad corporativa o el diseño y arquitecturas de las webs. Su función principal es comunicar mediante recursos gráficos en un lenguaje sencillo pero eficaz.
  • Programador y/o desarrollador de aplicaciones: otra de las profesiones más demandadas en estos momentos gracias a la omnipresencia en nuestra vida de internet. En este empleo se desarrollan aplicaciones para la web que se ejecutan mediante el lenguaje http desde un servidor o navegador web. En palabras más sencillas, hacen funcionar las páginas web y apps.
  • Negocio de venta online: ya no es necesario que montes un negocio físico para vender productos a los consumidores. Lo puedes hacer desde casa con una tienda online o e-commerce.
  • Consultor: si tienes experiencia en un área concreta, puedes trabajar como consultor para una persona física o para una empresa ofreciendo tus servicios en línea.
  • Traductor: si hablas varios idiomas puedes trabajar como traductor freelance. Cada vez hay más empresas que se lanzan a comercializar sus productos en el extranjero y para ello necesitan traducir sus documentos o contenidos de sus páginas web.
Estos son solo algunos ejemplos de las actividades más demandadas pero existen otras muchas con posibilidad de realizarse desde casa. Podemos pensar en fotógrafos, artistas, entrenadores personales, editores, correctores de estilo, escritores… Por si tenías alguna duda o curiosidad sobre el tema, esperamos haberte ayudado con esta pequeña introducción al mundo freelance o trabajador autónomo desde casa. Imágenes sacadas de Pixabay

Si te ha gustado, ¡Compártelo!

Deja un comentario